La jaula de luz

No querido, el hierro lastima, cae mal , a nadie le gusta

es anacrónico

demasiado explícito, violento.

La jaula ya no muestra sus barrotes

ilumina, vende ilusiones, te crea en primer plano,

se esconde de una manera hermosa para que jamás te sientas encerrado

para que veas cosas agradables y llueva pochoclo.

La jaula es tan cómoda, agradable y encantadora

que ni siquiera tiene puertas,

y si no hay puertas, sabemos, a nadie se le ocurre salir.

Al fondo hay un agujerito por el que espiar fuera de la luz*

pero lo que se viera es displacer, desorden escénico,

en contraste con tu realidad fotogénica en cada milímetro por donde se la mire.

Al final, cada vez querés espiar menos ese hueco,

te olvidás,

ponés un cuadro adelante,

y te ves cada vez mejor

cada vez más joven

cada vez más definido

y nosotros te vemos bien, muy bien…

iluminado

 
*aleph
S I G U I E N T E

S I G U I E N T E

            ANTERIOR

ANTERIOR

88x31 creative comons

Anuncios

comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s